Skip to main content

Migrar de VMware a Proxmox

Instalar el mergeide que se puede localizar aqui

Este archivo es un ejecutable bat que inserta unas claves de registro. Si no se ejecuta, podemos insertarlas a mano (vienen en el archivo ZIP)

Comprobar que no están instaladas las VMWARE Tools

SI están instaladas, desinstalarlas y reiniciar

Apagar la máquina de VMWare

Copiar los archivos .vmdk a un almacenamiento en red.

Cuando copiamos los vmdk, hay dos archivos para cada disco, un vmdk y un flat-vmdk (por ejemplo si tenemos un disco que se llama midisco, tendremos un midisco.vmdk y un midisco-flat.vmdk). El primer archivo es un descriptor, y el segundo es el disco en sí.

Ejecutar el convertidor de vmdk a qcow2 sobre el midisco.vmdk. Para ello, ambos ficheros vmdk deben de estar en la misma carpeta.

El comando para realizar esto es:

qemu-img convert -f vmdk midisco.vmdk -O qcow2 midisco.qcow2

Otra opción es crear la máquina virtual y desde línea de comando ejecutar:

qm importdisk <machine-number> vmdk storage (lvm, nfs, etc)

machine-number es el número de la máquina creada, y storage es el nombre del almacenamiento donde la vamos a almacenar.

Una vez ha terminado el proceso de conversión que será largo, creamos una máquina virtual nueva, con disco en formato IDE y almacenamiento en la unidad de red, ya que si la creamos en ceph o en lvm o cualquier sistema de archivos local, creará un fichero de bloques y no un fichero convencional.

Una vez creada la máquina, si el ID es por ejemplo 500, tendremos un archivo que se llamará 500.qcow2.

Ahora hacemos backup de este archivo (lo podemos llamar old500.qcow2) y renombramos el archivo midisco.qcow2 como 500.qcow2.

Arrancamos la máquina, si todo va bien, arrancará el sistema operativo. Si no es así. Podemos hacer un truco, que es quitar el disco de la máquina virtual, y después agregarle de nuevo el disco que aparecerá como unused (doble click en unused disk)

Si arranca la máquina, ahora le instalamos los drivers del virtio que los puedes descargar de aquí.

Si no tienes ningún dispositivo virtio (red, etc), para poner el disco en virtio (que es más mejor), lo que hacemos es crearnos un disco de por ejemplo 5 Gb con virtio y asignarlo a la máquina.

Cuando arranque, nos pedirá los drivers del virtio para el disco, se los instalamos, y cuando arranque la próxima vez, si reconoce el disco, apagamos, quitamos el disco IDE, luego añadimos el disco de arranque que acabamos de desconectar y le decimos que es virtio (doble click en unused disk) y luego, muy importante, vamos a opciones y cambiamos el orden de arranque para que arranque del virtio en lugar del disco IDE (si no haces esto, te llevas un susto que para que….)

Y ya debería todo de funcionar correctamente.